Historia de Nico

La primera vez que se puso en contacto conmigo Astrid, la mamá de Nico, fue para ofrecerme una silla ortopédica que a Nico se le había quedado pequeña, por si a algún pequeño campeón le fuera de utilidad. Con esto os quiero demostrar lo buena gente que son y lo que se preocupan por los demás, y sobretodo el esfuerzo sobrehumano que hacen por Nico para que consiga pequeños avances.

¿Colaboráis con nosotros para que Nico pueda ir a sus sesiones de logopedia y terapia ocupacional para que mejore su comunicación? ¡Esta familia de campeones se lo merece!

Os pongo la carta que nos ha escrito Astrid, la mamá de Nico:

Nicolas nació bien. Un 22 de enero de 2010, junto a su mellizo Alejandro.
Nos mandaron a casa y todo iba bien, hasta que nosotros, sus padres, observamos que su desarrollo era más lento que el de su hermano. Como padres primerizos sólo  podíamos compararle con su hermano. Finalmente su pediatra empezó a pedir pruebas y efectivamente vieron que Nico tenía una traslocación genética, que cursaba con un retraso psicomotor.
No podían decirnos más ya que no es un síndrome conocido. No sabían, ni saben, cómo   va a ser su desarrollo.
Sólo nos quedaba trabajar mucho con él. Terapias, estimulación y mucho amor.
Con eso hemos conseguido que vaya avanzando. Poco a poco. Según pasaba el tiempo muchos médicos nos dijeron cosas como que no iba a caminar, ya que con 3 años no conseguía sentarse. Ahora, con 6 años ha empezado a dar pasos, con ayuda, pero parece que si seguimos trabajando podemos conseguirlo!.

Agradecemos a la asociación Campeones que pueda colaborar para que Nico siga realizando sus terapias. A día de hoy aun no hemos conseguido que pueda hablar , comer sólidos o comunicarse y sigue siendo dependiente al 100% . Si hemos conseguido que nos mire, que esté más conectado con su entorno y , lo más importante, que se ría!!.

Muchas gracias de corazón,
Un abrazo,
Astrid.
¡¡Muchísimas gracias a todos por vuestra colaboración!!

Compartir

Comenta

Su correo electrónico no será publicado.